Cinco consejos para mantener tus neumáticos de camión como el primer día

Comentarios (0)

Cinco consejos para mantener tus neumáticos de camión como el primer día

Adquirir un neumático para camión supone un desembolso de cierta envergadura, por eso, mantener estas cubiertas correctamente es una buena práctica para prolongar su vida útil durante mucho tiempo y obtener de ellas el mejor rendimiento. Desde nuestra experiencia como distribuidores de neumáticos de camiones queremos ofrecer algunos consejos en este artículo para lograr este objetivo.

Neumáticos de garantía: lo primero que hay que tener en cuenta es que muchas veces lo barato sale caro, pues muchos usuarios que van buscando el ahorro económico apuestan por neumáticos de segunda mano que ni tienen garantía de fabricante y, ni mucho menos, posibilidad de devolución si presentan un deterioro inesperado. Por eso, tanto si eliges neumáticos nuevos como de ocasión, exige siempre que te muestren su garantía. No en vano, hay que recordar que estos elementos son el único punto de contacto del vehículo con la carretera y, por tanto, de ellos dependen la seguridad del conductor y la de la carga que transporta.

Cumplir con la legislación: algo tan elemental como cumplir con la normativa es fundamental para darle el mejor uso posible a los neumáticos de tu camión o vehículo industrial. Saber qué dimensiones, índice de carga o estructura son permitidos, entre otras cuestiones, ayudará a superar todos los exámenes técnicos y a saber cuál es el mantenimiento adecuado para tu tipo de rueda.

Un buen mantenimiento: se trata del punto fundamental para prolongar la vida útil del neumático durante, como mínimo, el tiempo indicado por el fabricante. Un buen cuidado incluye controlar:

a) La presión de las ruedas: aunque se admiten pequeñas variaciones, es importante contar con una presión de inflado correspondiente a la carga que soporta el vehículo. Si los neumáticos están sobreinflados se corre el riesgo de que las cubiertas sufran un mayor desgaste en su zona central y sean más vulnerables en calzadas en mal estado. Por su parte, si las ruedas tienen una presión por debajo de lo recomendado, el desgaste será irregular y casi con total seguridad se producirá un mayor calentamiento.

b) Controlar el desgaste: revisar periódicamente el grosor y profundidad del dibujo de la cubierta ayudará a saber cuándo hay que sustituirlas. Sobre todo, esta operación hay que llevarla a cabo cuando empiecen las primeras lluvias, pues se corre el peligro de sufrir acuaplanning.

c) Ojo a las válvulas: también sufren el paso del tiempo como el propio neumático, por eso es bueno sustituirlas al cambiar las cubiertas. Recuerda que en nuestra tienda de neumáticos de camiones te regalamos la válvula de cada goma con tu pedido. No hay que olvidar revisar también el estado d elos tapones.

d) La importancia del equilibrado: esta operación es fundamental para prolongar no solo la vida de los neumáticos, sino también evitar averías en otros componentes del coche como los amortiguadores, la suspensión o la transmisión.

e) Limpieza habitual: igual que cuidas tus zapatos también lo deberías hacer con tus neumáticos. La suciedad de la carretera, la nieve, el hielo… son algunos elementos que pueden terminar por dañar la goma. Mucho mejor utilizar agua tibia y jabón que productos químicos.

Pensar antes de comprar: no todos los neumáticos valen para todo, por eso, antes de comprar uno para tu camión o vehículo agrícola hay que reflexionar sobre los usos que va a tener, la carga que va a soportar o el terreno y el tiempo por donde va a circular habitualmente. Con toda esta información podrás elegir el modelo más adecuado. Recuerda que en el mercado hay muchísimas opciones a elegir.

Revisiones periódicas: aunque todos los fabricantes recomiendan hacer revisiones periódicas cada 5 años es conveniente no perderlos de vista, sobre todo, si te dedicas al transporte, al menos un par de veces al año. A partir de los 10 años sustituirlos no es una opción, sino una obligación