Aprende a ahorrar combustible con tus neumáticos de camión

Comentarios (0)

Aprende a ahorrar combustible con tus neumáticos de camión

Para cualquier empresa transportista, la partida dedicada a la compra de neumáticos de camión supone una cuantía importante, de hecho combatir ese “sambenito” se ha convertido en uno de los objetivos de las marcas fabricantes. No obstante, el apartado económico más grande es el destinado al pago de los combustibles, el cual ronda en los últimos años en torno a un 40% de los costes directos de cualquier empresa transportista.

Estos dos aspectos ya comentados (neumáticos y combustible) están íntimamente ligados pues la resistencia de la banda de la rodadura de las cubiertas juega un papel fundamental para aumentar el consumo de combustible dado que en el contacto con la calzada el neumático puede necesitar de mayor energía a causa de factores que ya indicaremos más adelante. Así, se estima que las cubiertas son las responsable de casi un 30% del consumo, lo que supone que uno de cada tres depósitos se destine al pago de la resistencia generada por la rodadura de los neumáticos al circular. Cabe indicar el dato de que un estudio elaborado hace unos años reveló que apenas un 40% de los operadores transportistas adquirieron neumáticos “eficientes”.

Actualmente, como que desde 1995 iniciara el camino Michelín, las grandes marcas de fabricantes siguen desarrollando cubiertas con muy baja resistencia a la rodadura (conocidos como LRR por sus siglas en inglés). Estos avances han sido posibles gracias al estudio de la composición del caucho empleado, la estructura de la pieza y por un diseño especial de la banda de rodadura, entre otros elementos. Pero las líneas de investigación no inciden solo en esta característica, sino que también se ocupan de otros aspectos como la durabilidad o su fiabilidad. Hoy en día hay modelos que pueden producir un ahorro en torno al litro de combustible por 100 kilómetros recorridos, lo que supone cerca de 1.400 euros de ahorro por convoy y, un dato no menos importante, más de 3.000 kilos de CO2 menos a la atmósfera por vehículo.

Aparte de recurrir a neumáticos de camión “eficientes” otros consejos para ahorrar en la partida de combustible son contar siempre con un inflado correcto (una presión por debajo de lo recomendado aumentará considerablemente la resistencia de la rodadura); circular a una velocidad adecuada (una rapidez también la incrementará de forma excesiva, al igual que el consumo de combustible); contar con una buena alineación (pues si es incorrecta puede aumentar hasta un 80% la resistencia de la rodadura); y procurar que los neumáticos se encuentren dentro de los parámetros del eje para evitar que se deslicen sobre el asfalto. No obstante, el factor más influyente es el componente humano, tanto en la forma de conducir como en el mantenimiento que se lleva a cabo del vehículo.

Desde hace unos años, se introdujo en Europa un etiquetado para reflejar las diferentes características de los neumáticos en los mismos. Se trata de una pegatina donde las distintas piezas se clasifican, de forma estandarizada, según su resistencia a la rodadura, su capacidad de frenada sobre suelo mojado y el nivel de ruidos que emite. En el caso de los camiones, la clasificación oscila entre los Neumáticos de letra A hasta los de letra F. Según los fabricantes, la diferencia de la banda de rodadura entre los primeros del ranking y los últimos puede encontrarse sobre un 15%. Además, un estudio de la RACE calcula que si en nuestro país todos los camiones circularan con neumáticos de la clase A, se ahorrarían hasta 1.000 millones de euros en combustible. Ahí es nada.

Muchos son los fabricantes que han apostado por neumáticos de camión eficientes. Algunos ejemplo de ello son Bridgestone (gracias a su compuesto NanoPro-Tech); Continental (con su serie Conti EcoPlus); Michelín (línea X Line Energy) o Goodyear (con la gama Fuelmax).

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios