7 claves para practicar una conducción eficiente en camiones

Comentarios (0)

7 claves para practicar una conducción eficiente en camiones

El peso y las dimensiones de un camión hacen que, inevitablemente, su conducción sea bastante más compleja que la de un turismo. Además, el factor económico tiene un peso mayor, ya que un mayor gasto en combustible y en reparaciones de averías tiene efectos directos en la competitividad de las empresas.

La conducción eficiente engloba una serie de técnicas enfocadas a hacer los desplazamientos en camión más seguros y ahorrando costes, con el doble objetivo de reducir el consumo de combustible y alargar la vida útil de los componentes del camión.

Consejos para conducir un camión de manera más eficiente

NEUMÁTICOS

Como tienda de neumáticos, vamos a comenzar por la parte que nos toca más de cerca. Aunque es muy importante, no solo es suficiente contar con neumáticos en buen estado, sino que es fundamental circular siempre con el nivel de presión adecuado.

Es imprescindible adaptar la presión a la carga del camión, ya que un nivel más alto o más bajo del adecuado, además de acelerar el desgaste de la goma, puede incrementar notablemente el consumo de combustible. 

ARRANCA SIN PISAR EL ACELERADOR

Lo más recomendable es arrancar el vehículo activando el contacto y dejar el motor al ralentí durante al menos un minuto. Después, realiza una conducción suave sin forzar el motor hasta que adquiera la temperatura necesaria.

APAGA EL MOTOR EN PARADAS LARGAS

Cuando realices paradas de una duración superior a 2 minutos, por ejemplo, para cargar o descargar el camión, lo mejor es apagar el motor, ya que permanecer al ralentí durante ese tiempo consumirá más combustible.

APROVECHA LAS INERCIAS

Saber aprovechar al máximo las inercias del vehículo puede ser fundamental a la hora de reducir el gasto, ya que cuando no se pisa el acelerador no se produce consumo de combustible. Por tanto, es muy aconsejable aprovechar las inercias en las pendientes descendentes para que el camión avance sin acelerar.

OJO A LAS REVOLUCIONES DEL MOTOR

Cuanto más revolucionado vaya el motor, más exigido estará y mayor será también el consumo de combustible. Para ello, es fundamental evitar la zona roja del cuentarrevoluciones y cambiar de marcha cuando éste se encuentre en la parte superior de la zona verde.

MANTÉN UNA VELOCIDAD CONSTANTE

Para minimizar el consumo de combustible, una de las mejores prácticas durante los desplazamientos es mantener una velocidad constante, evitando dentro de lo posible frenadas y acelerones bruscos.

CARGA ADECUADA

Tanto circular con un exceso de carga como hacerlo con la carga mal repartida tendrá como consecuencia un incremento del consumo de combustible y, además, un aumento de la distancia de frenado. Así que, sin excepción, asegúrate de que no se den sobrepesos y trata de distribuir la carga de la forma más equitativamente posible.